Patinetes eléctricos, Taller

Las 3 reparaciones más comunes en los patinetes eléctricos

reparacion-mas-comunes-patinetes-electricos

Si nos pusiésemos a contar anécdotas sobre las variopintas situaciones que nos han llegado a nuestro taller podríamos hacer una buena novela. Pero hoy venimos a explicaros las 3 reparaciones más comunes en los patinetes eléctricos y cómo evitarlas en la medida de lo posible.

No tenemos ninguna receta mágica, pero si os podemos garantizar que hay muchos arreglos que se pueden alargar en el tiempo y depende de vosotros mismos.

¡Adelante post!

REPARACIÓN DE PINCHAZOS

Comenzaremos por la reina madre de todas las reparaciones: los pinchazos en las ruedas de los patinetes eléctricos.

Es la más común, sin lugar a dudas, y la que supone un contratiempo más inmediato para nuestros desplazamientos. No os vamos a decir que vayáis a dejar de pinchar, pero lo que sí tenemos claro es que la mayoría de estas perforaciones surgen por el desgaste provocado al chocar el neumático con la llanta y no por un elemento externo.

Por ello, te vamos a dar unos tips para alargarle la vida a tus neumáticos y que los pinchazos dejen de ser tan comunes:

  1. Revisa periódicamente la presión de las ruedas de tu patinete. Cada 15 días sería un tiempo óptimo para comprobarla si utilizas a diario tu VMP.
  2. No te pases de la presión recomendada por el fabricante cuando infles tus neumáticos. Tampoco te quedes corto. Si tienes dudas, consúltalo con un profesional.
  3. Verifica si los neumáticos están excesivamente desgastados y no los apures hasta que revienten porque finalmente tendrás que cambiar la rueda completa.

Y si pincho, ¿qué hago? Pues no creerte Mc Giver y si no tienes los conocimientos necesarios, déjalo en nuestras manos que te lo tendremos listo en un momento con el servicio exprés del E-taller.

SUSTITUCIÓN DE PASTILLAS DE FRENOS

La seguridad es lo primero y en E-Planet Mobility queremos que lo tengas claro. Y si no quieres tener más de un susto no puedes pasar por alto la importancia que tienen las pastillas de frenos en tu patinete eléctrico. Básicamente son tu salvoconducto para reaccionar rápidamente ante cualquier situación adversa previa a un posible accidente.

De esta manera, deben estar perfectamente ajustadas y sustituirlas antes de notar que el vehículo ya no frena con tanta precisión. Si las ruedas no deben llevarse al límite, esto mucho menos. El desgaste de las pastillas vendrá determinado por la frecuencia de uso, así como por el adecuado ajuste de estas para que se deterioren uniformemente.

Te recomendamos que no dejes al azar este tipo de reparaciones y siempre que te pongas en contacto con los mejores profesionales para que te echen un cable.

CAMBIO DE GUARDABARROS

Esta pieza que, a simple vista, podría tener una función meramente estética es de las más sustituidas por sus roturas y os vamos a contar por qué no debéis dejar de hacerlo. Los guardabarros delanteros y traseros de los patinetes eléctricos son de suma importancia por dos cuestiones principalmente: una de protección para nosotros mismos y otra hacia el exterior.

Como podemos deducir de su nombre, la función por la que nace este elemento es la de protegernos de las posibles manchas de barro o agua en nuestra ropa. La realidad es que actualmente tiene un cometido mucho más importante y esencial para la seguridad del rider, así como para la de los demás viandantes y vehículos. Y es que es el lugar donde se ubican la mayoría de las luces y/o pegatinas reflectantes que mejoran la visibilidad de nuestros VMP en todos los casos (ver y ser vistos).

Y después de todo esto, ¿se dejarán de pinchar las ruedas, se ajustarán las pastillas de frenos solas y los guardabarros se regenerarán como si fuesen el malo de Terminator? Tiene pinta de que no, pero si seguís nuestro tips ya habréis llegado a la conclusión que la clave está en hacer un buen mantenimientos a nuestro patinete eléctrico para evitar caer en una de las 3 reparaciones más comunes en los patinetes eléctricos.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *